martes, 23 de septiembre de 2014

Reacción al fuego de viguetas de pino, estructurales o decorativas

PREGUNTA
La Madera de pino natural tiene una clasificación de reacción al fuego de M3 si es mayor de 18 mm. ¿Cual seria en la nueva clasificación de C-s2, d0 ?

RESPUESTA
La madera de pino para uso estructural tiene por defecto una D-s2,d0 según la norma EN 14081-1. Para una euroclase superior debe acreditarse mediante ensayo.
Otras normas para productos de madera tienen clasificación semejante aunque tendrían que mirar la norma concreta según el producto. Si es madera para un suelo interior (parquet) este producto tiene su propia norma y clasificación y tendrían que mirar en la norma de marcado CE.
Si es algo de estructuras dile que me llame o envie un correo más concreto con la consulta.

PREGUNTA 2
Gracias por la respuesta. Sólo un comentario más. La madera van en el techo pero no son estructurales sólo decorativas. Le piden un C-s2,d0. Hay unas pinturas que te dan un B-s2, d0. Hay algun tratamiento intermedio para pasar del D al C? Es correcto que para unas vigas decorativas que van en una tienda pidan esta clasificación?

RESPUESTA 2
Las vigas  de madera  según las últimas notas aclaratorias del ministerio en el DB SI no requieren requisito de reacción al fuego si superan una resistencia al fuego R30. Te adjunto enlace al documento, ver pg. página 28 último párrafo de la nota 6: http://www.codigotecnico.org/cte/export/sites/default/web/galerias/archivos/documentosCTE/DBSI/DBSI_19feb2010_comentarios_30jun2014.pdf

Los revestimientos como pueden ser entablados de madera de techo en ciertos usos, como mencionas,  requieren un tratamiento que mejore su reacción al fuego (puede ser mediante impregnación en autoclave o también hay algunos productos que se aplican por pincelado).  

Ten en cuenta que si el producto de madera que forma el revestimiento en cuestión (friso, tablero, etc.) tiene una norma armonizada vigente y declara prestaciones de reacción al fuego mejorada debe contar con Marcado CE y por tanto, disponer por tanto de una declaración de prestaciones y ensayos que lo acrediten (del producto completo, no del producto de impregnación o el barniz) . En este sentido te puedo comentar que hay tarima, friso y tablero que disponen de marcado CE como producto con reacción al fuego mejorada.

Los productos que todavía no tengan norma armonizada (por ejemplo tableros contralaminados) y cuya reacción al fuego se haya mejorado no tienen que llevar el marcado CE, pero deberán demostrar su reacción al fuego mejorada mediante ensayo en laboratorio acreditado por ENAC. Cada vez habrá menos productos sin normas armonizadas, ya que la intención de la Comisión Europea es que se elaboren dichas normas armonizadas para todos los productos.

En todos los casos consulta con el fabricante las condiciones en las que se puede  usar  el producto, ya que muchos podrían no ser adecuados para ambientes húmedos.

miércoles, 9 de julio de 2014

¿Deben las viguetas de madera considerarse también un revestimiento con una reacción al fuego determinada según el CTE?

PREGUNTA
Se ha transmitido, especialmente a través de los departamentos técnicos de los colegios de arquitectos, que en el DB SI 1 "Propagación interior - Punto 4" cuando la superficie total de las viguetas vistas superen el 5% de la superficie total, deben tener una clase de reacción al fuego C-s2, d0 ¿es esto cierto?


RESPUESTA
La cuestión ha estado en el alero. Precisamente en 2008 se hizo desde AITIM una consulta al ministerio sobre este asunto.
Se analizaba el caso planteado por un arquitecto donde se presentaba una duda de interpretación, sobre los siguientes extractos del texto:
En el apartado 4 - Reacción al fuego de los elementos constructivos, decorativos y de mobiliario - se indica que los elementos constructivos deben cumplir los valores de la tabla 4.1.
En dicha tabla se especifica para "Revestimientos de techos y paredes", y para el caso de zonas ocupables - techos y paredes la clase de reacción al fuego C-s2, d0.
En la nota 1 de dicha tabla se indica "Siempre que superen el 5% de las superficies totales del conjunto de las paredes, del conjunto de los techos o del conjunto de los suelos del recinto considerado"
La duda surgía si la parte vista de las vigas o viguetas de madera se consideran también revestimiento y debían cumplir estos requisitos de reacción al fuego, ya que en el apartado 4 se menciona "elementos constructivos" concepto de interpretación bastante abierta.
El ministerio contestó en aquella ocasión, que en efecto, los elementos estructurales lineales no estaban sujetos a exigencias de reacción al fuego, ya que, en el caso de paredes, suelos y techos, estas se aplican a elementos constructivos superficiales que constituyen el acabado de más del 5% de dichas superficies.
Con la cita a "elementos constructivos (de acabado)" se pretendía indicar que la exigencia se refiere a la unidad de obra acabada, no al material.
Tres años después de la respuesta que dio el ministerio se produjo un cambio de criterio, ya que parecía poco razonable mantener dicha exclusión cuando en muchos casos, sobre todo en el caso de techos con vigas, éstas presentan una superficie total expuesta muy superior a la que presentaría el acabado de techo, si este fuese plano, el cual sí debería cumplir la reacción al fuego conforme a SI 1-4.
Por ello, a partir de 2011 el ministerio pasa, en sus interpretaciones al CTE, a considerar excluidos de facto los elementos estructurales lineales únicamente cuando representen menos del 5% de la superficie del techo en el que se encuentren, en el caso de vigas, o de las paredes, en el caso de pilares.
Esta nueva interpretación pasó a difundirse capilarmente a los técnicos especialmente a través de los colegios de arquitectos.
La medida suponía un severo revés para las estructuras de madera, especialmente en el caso de forjados vistos y particularmente en rehabilitación.
Un equipo de técnicos del sector de la madera, coordinados por AITIM, acometió el trabajo de profundizar en el tema, ver cómo se solucionaba en otros países y aportar esta información al ministerio. Fue un trabajo concienzudo que llevó tiempo.
Por parte del ministerio -como siempre- todo fueron facilidades para el diálogo y el intercambio de opiniones. Unos pocos meses después se nos avanzaba que se había tenido en cuenta la información aportada por AITIM y a finales de junio de este año ha salido ya publicado en comentarios de la última versión del DB SI la exclusión de la exigencia de reacción al fuego para los elementos estructurales.


viernes, 6 de junio de 2014

¿Hay equivalencias entre FSC y PEFC?

PREGUNTA
A ver si me puedes ayudar. Resulta que en una obra me han pedido que la madera tenga el certificado FSC para la clasificación LEED de la obra. Pero la madera que me han enviado desde el almacenista tiene el certificado PEFC SGS-PEFC/COC-1531. Y dicen en la obra que no vale, que tiene que ser FSC. Pero, la pregunta es. ¿No es el mismo certificado, pero el PEFC europeo y FSC Estadounidense?. 

RESPUESTA
No, tanto FSC como PEFC son certificaciones internacionales.
En respuesta a tu pregunta sobre la equivalencia de ambas certificaciones, en efecto sí hay un documento oficial que la reconoce. En la resolución 16/02/2006 del Parlamenteo Europeo (se puede buscar en Internet) la madera que lleva cualquiera de los  sellos FSC y PEFC ofrece garantía de legalidad y sostenibilidad en su aprovechamiento. En FSC niegan validez (a fecha de hoy) a PEFC pero no así a la inversa.

martes, 27 de mayo de 2014

Nueva norma de madera laminada

Acaba de ser aprobada la nueva versión de la norma EN 14080:2013 para productos laminados encolados. La norma, que cambia notablemente respecto a su versión anterior, es fruto de un intenso proceso de redacción y discusión que ha dado lugar a más de 100 páginas de texto.
La nueva norma EN 14080:2013 incluye y unifica todos los requisitos de producción, control y ensayo de la madera laminada encolada, anteriormente recogidos en un excelente catálogo de normas a las que sustituye (normas EN 385, EN 386; EN 387; EN 390; EN 391; EN 392; EN 1194 y EN 14080:2005). Como novedad principal incluye en su objeto a los dúos y tríos de madera laminada y otras variantes de productos  no recogidos previamente en la normativa como las piezas de madera laminada encoladas entre sí.
Los dúos y tríos de madera encolada son piezas realizadas con láminas más gruesas (más de 45 mm y menos de 85) que sustituyen a las vigas, pilares, pares, de madera aserrada maciza. Sus diferencias respecto a la madera laminada tradicional son, además del grosor de lámina (máximo de 45 mm para la laminada), su forma de instalación, ya que el laminado puede ser  vertical lo que hace menos visible el laminado y lo aproxima  a la madera aserrada, con la que compite.

Entre las grandes ausencias en esta nueva norma se encuentra la madera laminada de frondosas, que probablemente será objeto de una norma específica más adelante. Este producto, en fase de expansión, actualmente se viene certificando a través de evaluaciones de idoneidad técnicas y sellos de carácter voluntario.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Preguntas varias sobre una estructura de madera laminada

PLANTEAMIENTO
Tengo que construir una estructura de madera, parte de ella estará en el exterior y otra en el interior, concretamente se trata de una cafetería y unos vestuarios situados en una localidad de la provincia de Valencia, en la que tanto las vigas como los pilares son de la misma medida y las luces van desde 4,5 a 7,5 m.
En el proyecto, literalmente, se indica: "Madera laminada, de escuadría 400 x 80 mm con las siguientes características: clase resistente GL24h y clase de servicio 3, con protección profunda frente a agentes bióticos y fuego (R30) conseguida mediante tratamiento en autoclave incoloro."
Tras consultar con varios proveedores he recabado la siguiente información que me gustaría me indicaran lo que tienen de cierto estas afirmaciones:

 PREGUNTAS Y RESPUESTAS
· La madera laminada GL24h, habitualmente es de abeto, dificilmente encontraremos un proveedor que disponga de esta clase resistente en pino, y, en caso de encontrarla será dificil que disponga de la medida indicada.
Lo habitual es trabajar con Picea, pero también se fabrica con Pino.
Puede consultar a las empresas con Sello AITIM de Fabricación de Madera Laminada Encolada (http://www.infomadera.net/modulos/sellos.php?id=26)
- Eugen Decker
- EGOIN
Así mismo también puede consultar otros suministradores en el apartado “Productos / Empresas – Estructuras de madera – Productos Estructurales)

· La madera de abeto no admite autoclave ya que esta no penetra.
La Picea una vez seca no admite tratamiento en autoclave al cerrarse los punto de paso (punteaduras alveolares) entre las fibras de la madera

· La madera una vez laminada, sea del tipo que sea, no debería someterse a autoclave, ya que las resinas utilizadas para el proceso de laminación son de melamina o resorcina, aunque esta última soporta más temperatura, no podrán garantizarnos que no quede afectada.
Lo habitual es tratar previamente las tablas que componen las láminas.
Los tratamientos en autoclave de piezas completas de madera laminada no son habituales, debido a las grandes dimensiones de las piezas y a la necesidad de utilizar cédulas de tratamiento (presiones, vacíos y tiempos) que no produzcan delaminaciones o que no afecten al encolado de las láminas

· La protección frente al fuego (R30), que más bien deberíamos hablar de estabilidad al fuego (EF30), se consigue en el cálculo a base de sobredimensionar las medidas de las vigas y pilares teniendo en cuenta que el fuego consume aproximadamente 4,5 cm se sección cada 30 min.
La denominación EF30 es antigua, el CTE vigente habla de R30
Efectivamente una R30 solo se puede conseguir sobredimensionando la sección de las vigas.


· Aunque no se podrá certificar una clase de servicio 3, se puede conseguir una protección frente a los agentes bióticos por medio de la aplicación de un protector de rayos UVA, hongos, xilófagos y termitas, y posteriormente aplicar un barniz tipo lasure.
Con vigas de pino, cuyas láminas hayan sido tratadas adecuadamente se puede conseguir la protección necesaria para la clase de uso 3 (que se correspondería a una clase de servicio 3).
Para que un protector consiga una protección frente a los hongos, xilófagos y termitas = clase de uso 3 es necesaria que tanto la penetración alcanzada en el interior de la pieza como la cantidad de protector introducida en la pieza sean las que se recoge en los informes de eficacia. Normalmente estas penetraciones y retenciones solamente se consiguen mediante tratamientos en autoclave. La aplicación de un barniz tipo lasur, como en el caso anterior, solamente conseguiría una protección superficial.

Le recomendamos la compra de nuestras publicaciones, que puede encontrar en nuestra página www.aitim.es apartado “Publicaciones”
- Protección preventiva de la madera
- Guía de la madera. Tomo I Productos Básicos y Carpintería y Tomo II de Construcción y estructuras, que incluye un capítulo dedicado a la madera laminada y un anexo sobre protección, que acaba de salir al mercado.

Nueva publicación de AITIM: Guía de la madera II (construcción y estructuras)

Ya se encuentra disponible la última publicación de AITIM, Guía de la madera II (construcción y estructuras) que completa el Tomo I (productos básicos y carpintería) editado hace 3 años.
Con 1000 páginas, 1450 dibujos y 1060 fotografías tiene un precio de venta de 35 euros (los dos tomos 50 euros).
o bien los dos tomos
El libro está organizado en las siguientes unidades de información: definición, adecuaciones, componentes, tipos, dimensiones, propiedades, instalación, cálculo, marcas de calidad, pliego de condiciones, normativa y legislación aplicables (directivas, LOE, CTE y Seguridad y salud). 
Los autores son un equipo interdisciplinar formado por dos arquitectos y arquitectos técnicos, un geólogo, dos ingenieros de caminos, dos ingenieros industriales y tres ingenieros de montes.


Los temas tratados son los siguientes: 
Madera en rolloGeneralidades
Pilotes
Sistemas apilados
Defensas
Puentes de rollizos
Madera aserrada
Generalidades
Madera aserrada empalmada
Entibaciones
Tablestacas
Ataguías
Torres de vigilancia
Puentes de caballete
Montañas rusas
Muelles y pantalanes
Puentes triangulados
Puentes arco
Puentes colgantes
Puentes losa
Apeos de edificación
Apeos de minas
Cimbras
Encofrados
Entramado ligero
Entramado pesado
Pilares compuestos
Vigas compuestas
Pórticos compuestos
Paneles semihuecos
Paneles cajón
Paneles nervados
Paneles plegados
Superficies regladas
Mallas reticulares
Mallas espaciales
Madera laminada encolada
Generalidades
Arcos
Puentes arco
Vigas
Pilares
Vigas trianguladas
Entramados
Pórticos
Mallas reticulares
Madera reconstituida Generalidades
LVL Madera microlaminadaGeneralidadesTipos estructurales
TablerosGeneralidadesValores característicos
Forjados
Cubiertas
Muros
Mallas
Superficies plegadas
Diafragmas
Pórticos
CLT Tableros contralaminadosGeneralidadesTipos estructurales
Entramados
Paneles sandwich
ViguetasGeneralidades
De alma de madera
De alma de celosía de madera
De alma metálica
De alma de celosía metálica
De encofrado y apeo
UnionesGeneralidades
Tradicionales
Encoladas
Barras encoladas
Tipo clavija
Placas clavo
Placas perforadas
Escuadras y estribos
Estribos
Escuadras
Anillo y disco
Apoyos de pilar prefabricados
Apoyos a medida
Nudos de mallas
Enlaces de testa
Tirantes
Anclajes
Pequeñas construcciones al exterior
Pérgolas
Chiringuitos
Casetas
Pequeñas construcciones varias
Juegos infantiles
Parques de ejercitación
Mobiliario exterior
Anexos
Anexo 1 Certificación medioambiental PEFC, FSC y otras
Anexo 2 Comportamiento al fuego de las estructuras de madera
Anexo 3 Durabilidad de la madera estructural y su protección
Anexo 4 Seguridad y salud en el montaje de estructuras de madera 


Más información: carla@aitim.es 

lunes, 10 de marzo de 2014

Legalización de una casa de madera y cumplimiento del CTE

PREGUNTA
Quisiera hacer una consulta en relación a una vivienda de madera que se construyo en el 2007 y que le afectaba el CTe. El cliente compró los materiales y se la monó un carpintero. La edificación se realizó ilegalmente pero como es legalizable el Ayuntamiento pide proyecto de legalización. He podido consultar en foros que para cumplir el DB-SI en casas de madera no es tan sencillo, pues para garantizar SI es necesario realizar aplacados con placas de cartón yeso o bien pintar con pinturas intumescentes. La vivienda es entera de madera, tanto en el interior como en el exterior. Las preguntas serían;
1. ¿Es posible cumplir con las exigencias básicas del CTE  para una vivienda ejecutada con madera en el 2007?.

 2. Actualmente para las casa de madera se emplea algún tipo de producto que facilite el cumplimiento del DB SI? 

RESPUESTA
1. Es posible pero habría que demostrar que cumple las exigencias de Resistencia al Fuego que indica el CTE (basándose en la velocidad de carbonización y utilizando el método de cálculo que especifica el CTE)

 2. Si la estructura de madera no cumple con la Resistencia al Fuego, la única solución sería protegerla con otros materiales (por ejemplo placas de yeso). La otra opción sería aumentar la sección de las vigas de madera, pero que no parece viable al estar ya instaladas las vigas.