viernes, 12 de agosto de 2016

Clases de servicio y clases de uso: parecidos y diferencias

CLASES DE SERVICIO (propiedades mecánicas)

El contenido de humedad de la madera y de sus productos derivados influye en sus propiedades mecánicas, de tal forma que al aumentar su contenido de humedad disminuyen las propiedades mecánicas. Para tener en cuenta este factor en el cálculo se establecen tres clases de servicio, que se mencionan a continuación, en las que puede encontrarse la estructura

Clase de servicio 1
Se caracteriza por un contenido de humedad en los materiales correspondiente a una temperatura de 20 ± 2º C y una humedad relativa del aire que sólo exceda el 65 % unas pocas semanas al año. En esta clase el contenido de humedad medio de equilibrio higroscópico en la mayoría de las maderas de coníferas no excede el 12%. Las estructuras bajo cubierta y cerradas, generalmente pertenecen a esta clase de servicio.

Clase de servicio 2
Se caracteriza por un contenido de humedad en los materiales correspondiente a una temperatura de 20 ± 2º C y una humedad relativa del aire que sólo exceda el 85% unas pocas semanas al año. En esta clase el contenido de humedad medio de equilibrio higroscópico en la mayoría de las maderas de conífera no excede el 20%. Las estructuras bajo cubierta pero abiertas y expuestas al ambiente exterior, como es el caso de cobertizos, suelen considerarse como pertenecientes a esta clase de servicio. La estructura de una cubierta que se encuentre ventilada y en climas húmedos puede asignarse a esta clase de servicio.

Clase de servicio 3
Se caracteriza por aquellas condiciones climáticas que conduzcan a contenidos de humedad superiores al de la clase de servicio 2. En la clase de servicio 3 se encuentran las estructuras expuestas a la intemperie, en contacto con el agua o con el suelo. Como ejemplos se mencionan las pasarelas, embarcaderos, pérgolas, etc.

CLASES DE USO (degradación de la madera)

Las clases de uso valoran la posible degradación de la madera ocasionada por los organismos xilófagos y sirven para definir el tipo de protección de la madera a aplicar (producto protector, método de tratamiento, penetración y retención a alcanzar por el productos protector).

Clase de uso 1 (CU 1)
Situación en la que la madera o material derivado de la madera se utiliza en el interior de una construcción y no expuesto a la intemperie ni la humidificación.

-          El ataque por hongos cromógenos o por hongos xilófagos es insignificante y siempre accidental.
-          Es posible el ataque por insectos xilófagos incluyendo las termitas, aunque la frecuencia y la importancia del riesgo depende de la ubicación geográfica (1)

(1) Si las normas nacionales no especifican el riesgo de ataque por insectos, se recomienda consultar a los expertos locales o nacionales respecto al riesgo de ataque por insectos

Clase de uso 2 (CU 2)
Situación en la que la madera o material derivado de la madera se encuentra bajo cubierta y no expuesto a la intemperie (en particular a la lluvia horizontal) en la que puede estar sometido a una humidificación ocasional pero no persistente.

En esta clase de uso puede producirse condensación superficial en la madera y materiales derivados de la madera.

-          Se puede producir ataque por hongos cromógenos y por hongos xilófagos.
-          Es posible el ataque por insectos xilófagos incluyendo las termitas, aunque la frecuencia y la importancia del riesgo dependen de la ubicación geográfica. (2)
(2) Puede darse exposición limitada a la radiación solar.

Clase de uso 3 (CU 3)
Situación en la que la madera o material derivado de la madera esta por encima de suelo y expuesto a la intemperie (en particular a la lluvia).

-          Se puede producir ataque por hongos cromógenos y por hongos xilófagos.
-          Es posible el ataque por insectos xilófagos incluyendo las termitas, aunque la frecuencia y la importancia del riesgo dependen de la ubicación geográfica.1

El grado de exposición puede ser muy diferente por lo que según los casos, la clase de uso 3 se puede subdividir en dos subclases: la clase de uso 3.1 y la clase de uso 3.2.

NOTA: el riesgo de alteración por los hongos depende de las condiciones climáticas y de la utilización  (temperatura, humedad relativa, lluvia horizontal, condiciones estructurales, detalles de diseño y prescripciones sobre mantenimiento).

- Subclase 3.1 (CU 3.1)
En esta situación los productos de madera y materiales derivados de la madera no permanecen húmedos durante largos periodos. El agua no se acumula.

NOTA: Esto puede ser posible por ejemplo mediante la aplicación de productos de acabado mantenidos y adecuados o mediante un diseño adecuado o una orientación de los elementos que permita la evacuación del agua y el secado rápido.

- Subclase 3.2 (CU 3.2)
En esta situación los productos de madera y materiales derivados de la madera permanecen húmedos durante largos periodos. El agua puede acumularse.

NOTA: Los elementos no están orientados de forma que permitan la evacuación del agua ni diseñados para secar rápidamente.

Clase de uso 4 (CU 4)
Situación en la que la madera o los materiales derivados de la madera están en contacto directo con el suelo y/o el agua.

-          Se puede producir ataque por hongos cromógenos y por hongos xilófagos.
-          Es posible el ataque por insectos xilófagos incluyendo las termitas, aunque la frecuencia y la importancia del riesgo dependen de la ubicación geográfica.1

NOTA: la madera y productos derivados de la madera que están permanentemente sumergidos o completamente enterrados y saturados de agua no son susceptibles de ataque por hongos  pero pueden ser atacados por bacterias.

Clase de uso 5 (CU 5)
Situación en la que la madera o los materiales derivados de la madera están sumergidos en agua salada (agua de mar o agua salina) de forma regular o permanente.

-          El ataque por invertebrados marinos es el problema principal, especialmente en aguas templadas donde organismos tales como Limnoria spp. Teredo spp y pholades pueden ocasionar daños importantes.
-          Pueden también producirse ataques por hongos xilófagos o desarrollarse mohos superficiales y hongos cromógenos de azulado.
-          La parte aérea de determinados elementos, por ejemplo los pilotes de muelle puede estar expuesta al ataque por insectos xilófagos.

RESUMEN

Es necesario distinguir estos dos conceptos y no confundirlos.

La clase de servicio es un concepto necesario para el cálculo de las estructuras de madera, mientras que las clases de uso es necesario para definir la protección de la madera.

En algunos productos estructurales como la madera maciza encolado o los tableros contralaminados, sus normas de productos especifican su limitación a determinadas clases de servicio (en este caso se pueden utilizar en las clases de servicio 1 y 2). Mientras en otros productos, como la madera laminada encolada, las normas indican que se pueden utilizar en todas las clases de servicio, desde la 1 a la 3.

En relación con las especificaciones de las clases de uso para la protección de los productos de la madera, tanto en los elementos de madera maciza como en los encolados, es necesario tener en cuenta:
-          La durabilidad natural de la madera de duramen de la especie de madera utilizada (1).
-          La impregnabilidad de la madera de albura y de duramen (2).
-          La penetración y la retención del producto protector de la madera alcanzados en el elemento de madera (3).
-          En el caso de los productos encolados, la calidad o clase de encolado (4).
-          Los detalles constructivos que aminoren la acción de los organismos xilófagos, de las inclemencias atmosféricas (sol y lluvia) o de cualquier otro agente que pueda degradar la madera.

(1)    La madera de albura de cualquier especie, mientras no se disponga de datos concretos, debe considerarse como no durable. En la norma EN 350-2 se recoge información de la durabilidad natural de la madera de duramen de las especies de madera más utilizadas. En el caso de que se quisiera utilizar exclusivamente madera de duramen hay que tener en cuenta el coste que supondría escoger solamente el duramen siempre y la posibilidad de diferenciarla visualmente o por otro método (por ejemplo por colorimetría, al aplicar reactivos químicos especiales la madera de duramen toma un color diferente a la de albura)
(2)    Los datos de impregnabilidad de la madera de albura están recogidos en la norma antes citada EN 350-2. En principio la madera de albura suele ser impregnable mientras que la de duramen suele ser difícilmente impregnable o no impregnable, pero depende de la especie de madera.
(3)    En los informes de eficacia de los productos protectores de la madera registrados se especifican los datos de penetración y retención obtenidos para cada clase de uso de acuerdo con la normativa europea de ensayos. Dichos informes deben ser emitidos por organismos acreditados o de reconocido prestigio.
(4)    En el caso de los productos encolados, como por ejemplo los tableros contrachapados, perfiles laminados para carpintería, madera laminada encolada, etc.; la normativa de cada producto indican los ensayos a realizar para caracterizar y comprobar su prestación interior o exterior.

Como información complementaria hay que indicar que para algunos productos utilizados al exterior o al exterior bajo cubierta, es necesario aplicar productos de acabado. En estas situaciones, además de los organismos xilófagos (bióticos), también actúan organismos abióticos (como el sol y la lluvia) que pueden alterar el aspecto estético de la superficie de la madera y en algunos casos facilitar la degradación que producen los organismos bióticos.

En resumen, en las clases de uso hay que tener en cuenta las propiedades o prestaciones inherentes a la propia madera junto, cuando corresponda, la calidad del encolado de las piezas de madera.

En la tabla siguiente se expone, con carácter informativo, la equivalencia entre clases de uso y clases de servicio, resaltando que la clase de servicio 3 podría incluir diferentes clases de uso que deben demostrarse para elegir la que correspondan en cada situación.

CLASE DE USO
CLASE DE SERVICIO
Clase de uso
Contenido humedad de la madera (H)
Contenido humedad de la madera (H)
Clase de servicio
1
Interior, bajo cubierta


máxima 20%

inferior al 12%

1
2
Interior o bajo cubierta


Ocasionalmente
> 20%

inferior al 20%

2
3 Al exterior, por encima del suelo

3.1 protegido
3.2 no protegido




Frecuentemente
> 20%




superior al 20%




3
4 Al exterior, en contacto

4.1 con el suelo o con agua dulce
4.2 con el suelo (intenso) y/o con agua dulce


Permanentemente
> 20%
5
En contacto con agua salada

Permanentemente
> 20%

Tabla Resumen de las Clases de uso - Clases de servicio


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada